Todas las regiones españolas retroceden en el índice europeo de competitividad.

Fuente: www.fbbva.es

Las elevadas tasas de desempleo, una baja especialización productiva en actividades basadas en la tecnología y el conocimiento, la deuda regional acumulada y la desconfianza en las instituciones públicas retrasan la posición de las regiones españolas en el ranking europeo de competitividad.

También te podría gustar...